El Saque en Pádel: Consejos y Trucos

BLOG-SAQUE

El pádel es un deporte que por su propia naturaleza, tiene gran cantidad de golpes diferentes, lo cual es provocado por una pista en la que los golpes con las paredes y la propia naturaleza del juego, hace que haya infinidad de movimientos, y que seguramente nunca lleguemos a ejecutar todos con una precisión máxima.

Uno de los golpes más importantes y del que vamos a hablar hoy en el blog, es el del saque. El servicio en pádel es el primer golpe con el que se empieza el punto y con ello, no es muy difícil de entender su vital importancia dentro del juego.

Sin duda empezar el punto con un buen servicio es fundamental a la hora de tratar de ganar el punto, la ventaja que te proporciona un primer saque bueno es evidente.

Es verdad que en tenis se producen más saques directos, en un juego que cada vez es más rápido. Eso en pádel pasa mucho menos, ya que en una pista mucho más reducida en dimensiones es más complicado que los rivales no lleguen a tocarla con sus palas de pádel, no obstante la probabilidad de ganar el punto en 2-3 golpes es mucho más alta con un buen saque.

Lo primero de lo que vamos a hablar es de las reglas, en este sentido, la principal diferencia con respecto al tenis es la altura a la que se golpea la pelota, mientras que en tenis podemos golpear a la altura que queramos, (aunque todos golpeen por encima de la cabeza, se puede sacar desde cualquier altura), en pádel el golpeo debe ir precedido de un bote en el suelo, y este debe producirse por debajo de la cadera del jugador.

Es decir, el jugador que ejecuta el servicio, debe botar la pelota delante de su cuerpo, sin pisar la línea de saque, y golpear la pelota por debajo de la altura de la cadera, buscando el cuadro de saque contrario. Es importante también remarcar que la bola en el saque no puede tocar directamente la reja, es el único golpe en el que el sacador no puede ayudarse de esta para hacer más daño.

Además, el reglamento también recoge circunstancias especiales en las que el saque debe ser algo diferente, como es el caso de un jugador manco, que podrá ayudarse de su pala para tirarse la pelota.

El jugador tampoco podrá cambiar de posición a la hora de realizar el servicio, es decir, no podrá hacerlo andando, corriendo o saltando, aunque se permiten pequeños movimientos de pies que no sean considerados cambio de posición.

A la hora de golpear, tenemos diferentes opciones para hacer daño al rival, en función de la técnica que tengamos:

  • Golpeo plano: Es el golpeo más sencillo técnicamente, empleado por los jugadores que llevan poco tiempo jugando, aunque un jugador más avanzado también puede utilizarlo para sorprender, sus ventajas son que es el más sencillo, se le puede imprimir más potencia, y que podemos tener un buen porcentaje de primeros. En contra se puede decir que al no tener efecto la bola, es más sencillo de devolver por los rivales.
  • Golpeo liftado: Es el menos utilizado en pádel ya que técnicamente es complicado y no ofrece demasiadas ventajas, además al golpear la pared saldrá más hacia delante, favoreciendo el contragolpe del restador.
  • Golpeo cortado: Es el utilizado por los jugadores más avanzados, ya que genera más problemas al restador, sobre todo si el saque consigue llegar a la pared lateral, ya que la bola genera menos rebote.

Por ello decimos que es importante tener variedad en el servicio, ya que no suele ser el aspecto que más se entrene en una clase de pádel, pero variar con el saque y generar problemas al restador es necesario para tener éxito.

Entonces, podemos decir que un saque cortado, consistente, con un buen porcentaje de primeros servicios, alternando entre buscar la pared lateral y el centro de la pista, es un aspecto fundamental para ganar partidos.

Otro aspecto a considerar es la posición en la que jugamos con nuestra pareja, existe un tipo de servicio que es el más utilizado en pádel, el saque a la “australiana”, es un recurso que permite que ambos jugadores empiecen el punto en su lado preferido en todas las ocasiones.

Esto es una ventaja sobre todo si la posición de los jugadores es claramente uno y el otro lado de la pista, como puede suceder si juegan un jugador zurdo y otro diestro.

En el pádel moderno, cada vez más rápido, aunque se use esta técnica en la mayoría de las ocasiones, cada vez se ven más cambios de posición entre jugadores que pueden desarrollar su juego en ambos lados de la pista, como es el caso de los número 1 del mundo Lebrón y Galán, que aunque siempre resta lebrón en el drive y Galán en el revés, utilizan frecuentes cambios de lado con el saque para generar problemas al rival, y sorprender en determinadas situaciones de partido.

Related posts

Leave a Comment