Guía 2022 de como Elegir unas Zapatillas de Pádel

ELEGIR-ZAPATILLA

La nueva temporada llega con muchas novedades en el sector de zapatillas de pádel, una de las compras obligatorias de los jugadores y una decisión muy importante, ya que no deja de ser el elemento sobre el que nos apoyamos y es fundamental sentirnos cómodo con ellas.

La gran cantidad de soluciones y diferentes tipos de zapatillas que encontramos en el mercado es amplísima, marcas punteras en el mercado como Asics, Head, Joma o Babolat, entre otras, ofrecen una amplia gama de productos para que encuentres la zapatilla ideal que se adapte a tu juego y a tu bolsillo.

En el artículo de hoy vamos a centrarnos en los factores que debemos tener en cuenta a la hora de tomar la decisión de comprarnos una u otra zapatilla, ya que dependiendo del tipo de jugador, del presupuesto, peso etc será recomendado un tipo u otro.

Una de las primeras dudas que surgen a nivel amateur es que si sirven las zapatillas de tenis para la práctica del pádel, y aunque nos pueden valer para empezar o para alguna urgencia, como norma general no lo recomendamos, debido a que la longitud de desplazamientos es diferente, además de los cambios de dirección y frenadas, más frecuentes en pádel, hacen que la zapatilla requiera de unos refuerzos diferentes.

Además, en la actualidad, prácticamente el 100×100 de pistas de pádel son de césped artificial, que necesitan su propia suela diferente a la de una pista de tenis, que son superficie dura o de tierra batida.

Como norma general, decimos que una buena zapatilla de pádel debe tener 3 características principales:

  • COMODIDAD: La principal razón por la que decantarse por una u otra debe ser lo cómodo que nos sintamos con ella, sobre todo para los jugadores que pasen mucho tiempo en pista.
  • AGARRE: El tipo de suela escogida hará que agarre más o menos en la pista y eso es otro factor importante, necesitamos estar seguros en pista, pero también poder deslizarnos por el césped cuando sea necesario.
  • ESTABILIDAD: Los refuerzos laterales harán que nos sintamos más seguros y podamos afrontar cada pisada con la mejor firmeza.

 

Pasamos a analizar un poco más en profundidad qué factores debemos tener en cuenta en nuestra decisión:

 

LA SUELA: ESPIGA, OMNI O MIXTA

Sin duda, la primera característica que debemos tener en cuenta a la hora de afrontar la compra de una zapatilla es el tipo de suela, ya que de esta depende un mayor o menor agarre y varía en función del tipo de superficie.

Sin lugar a dudas, la suela más utilizada es la suela de espiga, con un formato con ondulaciones en forma de V, es la más famosa por su agarre y durabilidad. Marcas como Asics, con su clásica suela Clay, trabajan esta suela en la grandísima mayoría de sus zapatillas.

La suela tipo Omni, tiene un menos agarre que la espiga, por tanto favorece más los desplazamientos, está indicada para aquellos jugadores que deseen deslizar más en la pista, no obstante, debido a su configuración, es una suela que siempre durará menos que la espiga.

Muchas marcas, además, han optado por una suela mixta, que combine las dos alternativas, ubicando en la puntera y la zona posterior de la suela la espiga, debido a que es la superficie que más contacto tiene con la pista y que por lo tanto sufre mayor desgaste, mientras que en el centro de la zapatilla incluye la suela Omni, que tiene un menos contacto directo con la pista  y no se desgasta tanto.

 

LA IMPORTANCIA DE LA HORMA

Entedemos como horma de la zapatilla esa forma que tiene esta a la hora de adaptarse a nuestro pie, hay marcas que tienen una superficie más ancha, un talón más estrecho, o un puente más pronunciado.

Es el jugador el que debe probarse la zapatilla y darse cuenta cuál se adapta mejor a su pie ya que necesitamos que la zapatilla sujete al pie y este no baile dentro de ella, ya que podría sufrir roces y lesiones sobre todo en los desplazamientos laterales tan comunes en el pádel.

 

EQUILIBRIO EN EL PESO

El peso de una zapatilla de pádel también es de vital importancia, no requerirá del mismo producto un jugador pesado que otro con menos kilos, a la hora de amortiguar las articulaciones y desplazarse.

Una zapatilla ligera nos ayudará a desplazarnos con mayor velociad, pero no podemos dejar de tener en cuenta que una zapatilla más pesada amortiguará mejor los desplazamientos y puede ayudarnos a prevenir lesiones.

 

TRANSPIRACIÓN

Conseguir un correcto equilibrio en la transpiración de la zapatilla también es un tema complicado, muchas veces las marcas incluyen elementos para endurecer y fortalecer la zapatilla, que generalmente provocan esa pérdida de transpiración en esta.

Sin embargo, las marcas cada vez tienen más claro que deben proporcionar una buena transpiración a la vez que tenemos una zapatilla robusta y duradera

 

Como consejos finales podemos decir que la zapatilla adecuada para cada jugador requerirá de una investigación rigurosa, ya que lo que puede ser el calzado ideal para uno puede ser incómodo para otro, como norma general también hay que decir que pedir medio número más del que solemos utilizar ayudará a una mejor adaptación de nuestro pie a la zapatilla, ya que las frenadas bruscas habituales en el pádel pueden producir roces que con otros deportes no se producen.

La utilización de plantillas también puede salvarte en muchas ocasiones, ya que permiten adaptar mejor el pie dentro de la zapatilla.

Related posts

Leave a Comment